SÁTIRA CONTEMPORÁNEA

PARA MOTIVAR LA RESOLUCIÓN DE UN EXILIO POLÍTICO (2018)

1

Habla el loco que buscaba a hombres de verdad en la plaza del pueblo a mediodía con una linterna:

Majestad, dígnese su Alteza de mandar a los carceleros que me cambien los grilletes de muñecas y tobillos, éstas que ahora llevo ya están oxidadas y me aprietan mucho…

Pero fue detenido por la Guardia de Palacio como peligroso «republicano».

2

Un pingüino fue invitado a una recepción diplomática. Con sus torpes pasos fue discurriendo por diferentes estancias llenas de elegantes personas vestidas como él. No comían el pescado de un golpe sino que introducían en sus bocas pequeños trozos de cosas llamadas canapés. Pero cuando salió a saludar el Jefe del Estado a la importante concurrencia, todos aplaudieron como él solía palmear las aletas o manos, y entonces les perdió el respeto a los humanos: él hacía lo mismo cuando su cuidador en el zoológico le mandaba dar unos pasos bailarines y simular una agilidad obediente que no poseía. Y pensó que ellos, los pingüinos, tenían una organización social mucho más evolucionada, ni siquiera les importaba su mal olor como criterio democrático de igualdad.

3

Debo confesar que no ha habido un solo momento a la largo de los episodios nacionales del «proceso secesionista» en que la risa no haya provocado un pinchazo en el corazón o en algún centro neuronal de difícil localización, tal vez impugnando la verdad demasiado activa de una cierta memoria histórica selectiva.

Desde mi edad madura sólo he conocido peripecias en las que personajes encumbrados por sus «cargos de responsabilidad» en el Estado «español» parecían figuras del Donaire, chistosos sirvientes sacados de una ópera bufa.

Habría que revisar todo el pensamiento político para intentar investigar si la dominación quizás no pueda ejercerse mediante la risa tanto como sobre la coacción o el miedo. La risa desarma y oprime mucho más y es placentera a corto plazo.

4

Yo creo que, dadas nuestras condiciones socio-culturales, bien administradas por un eficacísimo régimen de programación televisiva y un simpar sistema educativo lúdico-apático, además de un prensa libre y culta, hemos llegado al punto en que la Risa se ha convertido en la única Forma de Gobierno tolerable, en una competición, ridícula por supuesto, para demostrar qué personalidad, qué institución, qué ley, qué declaración pública es más Risible y por tanto admirable y digna de enjundiosos análisis, artículos y elogios.

Los esclavos siempre han gozado de las ventosidades de los señores al término del festín, y un eructo en la cara del siervo siempre es señal de suprema distinción…, signo de que el Amo ha comido excelentemente y sus efluvios merecen ser compartidos con el personal subalterno.

5

Esta mañana, de camino al trabajo en el autobús, vi ondear nuevas banderas de España, en algunos balcones que antes no había percibido. Me quedé pensativo y creo que me dije a mí mismo: «Pobrecillos, los comprendo, pero todavía no se han enterado de que sus colores sólo sirven para enmarcar y abonar la planta de la que crece la Flor de Lis».

Y luego me dediqué a leer «Disidentia» en mi móvil chino de alta gama, y acabé por decirme entre dientes, maldiciendo el Hado cruel, lo mismo. Pobre España sin poetas que le inventen una Nana, aunque huela a cebolla, para pasar esta larga noche de invierno.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s