MICRORRELATO POLÍTICO

EL MITO DESTITUYENTE (2017)

Todos necesitaban a los Ilotas.

Pero los Idiotas no querían ser Ilotas.

Los Ilotas querían ser Idiotas y asimilarse a ellos.

Las Élites usaban de ambos.

Las Élites decidieron que los Metecos debían entrar en juego.

Los Metecos se apoyaron sobre los Ilotas para combatir a los Idiotas y los Idiotas se rebelaron contra las Élites.

Pero los Metecos siempre quisieron ser Élite, así que idiotizaron aún más a los Ilotas en la creencia de que algún día se les reconocería como Idiotas de pleno derecho.

Entretanto, los Idiotas organizaron sus movimientos defensivos a fin de que no les confundiesen con los Metecos, pero nadie sospechaba que todos representaban un papel en “un mito destituyente” cuyo productor era un Hebreo muy inteligente.

 ¿Y qué pasó con los Libertos y los Eunucos?

Evidente.

Aprovechando la confusión general y el descrédito de tantas estrategias sustentadas en el horror a pensar y a ejercer el propio juicio, los Libertos y los Eunucos, otrora las categorías sociales más despreciadas, acabaron por hacerse con todo el Poder Imperial, y ahora son ellos quienes ejecutan los Edictos del Emperador moribundo.

Se espera una próxima proscripción y confiscación de las propiedades de los Cristianos Arrianos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s